martes, 18 de noviembre de 2008

Druuna: Morbus Gravis


Morbus Gravis no es una aventura gráfica convencional, el despliegue técnico no eclipsa la historia de Druuna. El mundo recreado es muy complejo, tal vez excesivo para quienes no estén habituados a las aventuras con un grado de variables tan elevado. La dificultad del juego es alta y en muchas ocasiones ciertos elementos consiguen desquiciarnos (el detalle del sonido de los pasos de Druuna está muy conseguido).

El punto fuerte del juego es el sólido y sorprendente guión: la sencilla historia que es el punto de partida no es más que la punta del iceberg de un fantástico camino que nos lleva a desvelar los secretos de un mundo corrupto y decadente, donde la vida no vale nada y los peligros acechan en cada rincón.

En un juego tan cuidado en todos los aspectos llama la atención el movimiento del personaje. Con el fin de dotarlo de una sensación de control mayor se han predefinido las teclas de movimiento.

Los entornos prerenderizados son excelentes y reflejan fielmente el ambiente opresivo del comic.

Morbus Gravis es un juego irregular: las cinemáticas que cuentan la historia son magníficas, y hay tantas que la sensación en ocasiones es la de estar viendo una película de animación.

Esta aventura para adultos abre camino para nuevas entregas.


No hay comentarios.: