viernes, 11 de mayo de 2007

La Historia del Sexo en los Videojuegos


Sin el sexo, ninguno de nosotros estaría aquí, es así de simple. Podemos asegurar, sin temor a equivocarnos, que ha estado con la humanidad desde su primer momento.

La Historia del Sexo en los VideojuegosSi nuestro tatatatatatatatara abuelo cavernícola no se hubiese acostado con nuestra tatatatatatatatara abuela de las cavernas, no seríamos nada. Es una actividad natural y agradable que asegura la continuidad de la especie y nos garantiza un buen rato de sano esparcimiento. No es raro, entonces, que nos desvivamos por conseguirlo. Después de todo... ¡hay que salvar la raza humana! Y como es tan importante para todos nosotros como individuos, el sexo se ha dejado ver en todas las manifestaciones artísticas concebidas por el hombre. Lo podemos leer en libros, ver en películas, escuchar en sinfonías y, claro, jugar en videojuegos. Desde los albores de la industria el sexo ha estado presente. Primero, como inofensivas aventuras de textos. Luego, y poco a poco, como un factor que definió el mundo de los videojuegos. Generó revoluciones, escándalos y mucho marketing. A continuación, te presentamos una breve historia del sexo en los videojuegos, de 1982 en adelante. ¡Que te aproveche!

Custer's Revenge

Antes de Custer's Revenge, lo único sexual en el mundo de los videojuegos fueron algunas aventuras de texto insulsas, programadas para algún ordenador olvidado de la mano de Dios. Custer's Revenge fue único en su especie y se coronó como el primero en introducir sexo gráfico e interactivo. Y lo hizo en la Atari 2600, nada menos. Fue desarrollado por Mystique, en 1982, y generó una enorme controversia. ¡No era para menos! Retrataba al General Armstrong Custer en su venganza contra los aborígenes norteamericanos. ¿Y cómo se vengaba? ¡Violaba a una indígena atada a un poste! Las ligas de moral se escandalizaron, las organizaciones pro-derechos de las mujeres alzaron su voz contra esta aberración y los voceros de los aborígenes protestaron abiertamente.

El juego era muy malo, incluso para los estándares de la Atari 2600, y está considerado como uno de los 10 peores en la historia de los videojuegos. Sea como fuese, nadie podrá olvidarlo y marcó un hito en la historia.
A pesar de los problemas, Mystique siguió desarrollando juegos pornográficos. El infame Beat 'Em & Eat 'Em es de la época de Custer's Revenge y fue tanto o más malo. Aquí jugábamos con un par de mujeres desnudas, con la boca abierta, que debían atrapar el esperma que un semental tiraba desde lo alto de un edifico. Otro título de Mystique, igual de feo, fue Bachelor Party, un clon de Breakout donde la bola era un hombre desnudo, con una notable erección, que debía romper los bloques, personificados como mujeres desnudas.

Eventualmente, Mystique terminó fuera del negocio y vendió los derechos de todos sus juegos a Playaround. Tampoco ellos tuvieron mucho éxito. Pero su intento de conquistar a la platea femenina fue loable. Es que Playaround hizo versiones para mujeres de todos los títulos de Mystique, tratando de apelar a un sector de mercado sustancialmente diferente. En General Retreat, la versión para mujeres de Custer's Revenge, era una aborigen la que debía violar a Custer. ¡Cuanta ternura!

En Custer's Revenge debemos esquivar las flechas...
...¡y violar a la aborigen!

Beat 'Em & Eat 'Em, una cochinada de juego
Bachelor Party, el clon sexual de Breakout

En 1983 salía el Commodore 64 y, con este, decenas de juegos inconvenientes para menores. Una de las mejores épocas para el cultor del sexo digital.

La era CommodoreEs imposible que no conozcas al Commodore 64. Fue ultra archi famoso en toda Europa y el ordenador más vendido de la época. No vamos a aburrirte con su historia, baste decir que salió en agosto de 1982 y que, de allí en adelante, tuvo decenas de juegos pornográficos. Entre los más conocidos podemos nombrar Stroker (un simulador de onanismo), Party Girls, Sex Games y Super Sex Games. La mayoría de estos juegos eran rompe-joystick por naturaleza. Generalmente, todo el reto consistía en mover el control, de un lado a otro, lo más rápido posible, simulando una relación carnal desaforada. El Commodore 64 también estuvo lleno de juegos de Strip Poker y de aventuras de texto, como Madame Fifi's Whore House o Leather Goddesses of Phobos. Tampoco faltaban los slideshow de imágenes porno o con ocasionales dibujos hentai.

Casi todos estos juegos eran de manufactura alemana y circulaban por locales muy unders de la movida lúdica.

Elegimos, a continuación, los más significativos de la era. Recuerda, las manos arriba del teclado ¡No vaya a ser cosa que te quedes ciego!

Party Girls

Directamente de The Modedeal Co. (¿!?), Party Girls es uno de los juegos sexuales más recordados del Commodore 64. La jugabilidad era simple y trataba de simular el acto amoroso a través del joystick del C64. Se presentaba una escena sexual en la que debíamos mover el joystick a un ritmo adecuado. Si le errábamos: game over y una chica insatisfecha.

Sex Games

Juegos como California Games, Knight Games, European Games y Summer Games, entre otros, fueron muy populares en el Commodore 64. Cada uno presentaba una serie de pruebas representativas de su ambientación. Sex Games no es muy diferente salvo que, en vez de deportes extremos, teníamos que completar con éxito una serie de proezas sexuales. ¡Un juego orgiástico!

BOF

“Ernie es un joven emprendedor al que le gusta tener relaciones. A su madre nunca le gustó la música Rock, y esta fue la causa de muchas discusiones.”, dice la intro del juego BOF. “Su madre le aseguraba que esa horrenda música lo llevarían a tener problemas morales. Ernie se escapó de su casa y ahora sigue su pasión de vida… ¡MUJERES!” Aunque no lo creas, eso dice la introducción. ¡Sí, estamos ante un juego de sexo con historia! En BOF debemos ir corriendo de un lado para otro, con nuestro amigo Ernie, persiguiendo chicas fáciles. La misión es tener relaciones con todas ellas en un límite de tiempo dado. Uno de los pocos juegos de arcade y acción con temática sexual.

Girltest

Esto no es tanto un juego, sino un test. ¿Nunca te pasó que hay dos o más mujeres interesadas en tu persona y no has sabido cual elegir? Un sabio te diría: ¿¡Para que elegir!? Pero si lo tuyo es la fidelidad, Girltest es la solución. Respondiendo algunas preguntas y seleccionando que tipo de mujer prefieres, esta increíble aplicación decidirá por ti, eligiendo a tu pareja perfecta.
¿Qué más se le puede pedir a un juego de Commodore?

Hollywood Poker Pro

El C64 estuvo lleno de juegos de póker al desnudo. Cada mano ganada es una prenda menos de ropa para nuestra atractiva (y píxelada) oponente. Hollywood Poker Pro fue uno de los mejores exponentes del género, y el que mejores tías traía. Ah, ¡cuántos recuerdos!

¡Sex Games en movimiento!

Party Girls, la chicas saben divertirse
Sex Games, las olimpiadas sexuales

Bof, Ernie persigue a las chicas fáciles
Hollywood Poker Pro y una bonita oponente

La llegada del ordenador compatible cambió todo sobre la faz de la tierra. Si quieres saber más detalles sobre su historia, puedes cliquear aquí. Si, por el contrario, quieres ver senos pixelados … ¡sigue leyendo!

Llega el ordenador personalLos primeros juegos sexuales de PC no fueron muy diferentes a los que pudimos encontrar en el Commodore 64. Sin embargo, las cosas cambiaron para siempre cuando Leisure Suit Larry in the Land of the Lounge Lizards entró en escena. La clásica aventura gráfica de Al Lowe, de 1987 y publicada por la mítica Sierra, presentó, por primera vez, contenido adulto y picaresco en un juego de manufactura profesional y para un mercado “masivo”. Leisure Suit Larry ya no apelaba al jugador onanista, ahem, sino a quien buscaba contenido adulto y satírico en un juego no pornográfico. Hasta el momento, la mayoría usaba al sexo como principal motivación y los juegos resultaban excusas patéticas para mostrar un par de tetas. Al Lowe lo cambió todo.
Para los que no pudieron disfrutar de esta maravilla digital, Leisure Suit Larry in the Land of the Lounge Lizards tenía 16 colores (EGA) y contaba la historia de Larry Laffer, un virgen de 38 años, que decide debutar a como de lugar. El juego fue uno de los más vendidos de los años 80 y ha tenido, en el transcurso de los años, nada menos que ocho secuelas. La última, Leisure Suit Larry: Magna Cum Laude, de 2004, se dejó ver en PlayStation 2, Xbox y PC (más detalles en El Dominio de las Consolas).

Un viaje de ácido en Leisure Suit Larry 7

En los primeros años de la PC, también hubo una compañía que se dejó conocer, entre otras cosas, por sus juegos eróticos. Estamos hablando, por supuesto, de la francesa Coktel Vision. Emmanuelle: A Game of Eroticism (1989), Geisha (1990) y Fascination (1991) fueron sus juegos eróticos más conocidos, pero tú -tal vez- la puedas recordar por su clásica saga Gobliiins. Emmanuele fue una aventura gráfica que adaptaba, al formato digital, el libro de la vida de Maryat Rollet-Andriane, la esposa de un delegado de la UNESCO que sufría de irrefrenables ansias sexuales. Geisha era un poco raro… aquí representábamos a una agente encubierta que debía hacerse pasar por Geisha para averiguar los planes de varios personajes peligrosos. Finalmente, Fascination -la última aventura erótica de Coktel- era un thriller de misterio y asesinato, donde debíamos averiguar la verdad detrás de la muerte de un químico que había descubierto una droga que… elevaba el ansia sexual.
Más adelante, el ordenador personal se llenaría de todo tipo de juegos sexuales y/o simuladores de sexo. Pero no sería hasta la actualidad que el “género”, si se le puede llamar así, ganaría popularidad. Es que, ayudados por el 3D y las posibilidades de Internet, muchos desarrolladores se volcaron al porno puro y duro para atraer a su público (Ver Internet y los MMO para más detalles).

Bikini Karate Babes, un juego de PC que
explotó, al máximo, la anatomía femenina.

El mundo oriental

Mientras en occidente estábamos estrenando nuestros primeros ordenadores personales, en Japón existían microcomputadoras destinadas a competir contra la tecnología de Estados Unidos. Tenían ordenadores de Sharp, de Fujitsu (el FM-7) y de NEC (el PC-88). Fue en este último donde los primeros eroge (juegos eróticos) se dejaron ver en el mercado oriental. Estos juegos, simples y lineales, sirvieron de inspiración para todos los que le seguirían. Luego, e irremediablemente, estos eroge (de a poco) se dejaron ver en la PC. Uno de los primeros en llegar fue Dragon Knights 3, también conocido como Knights of Xentar. Knights of Xentar era un RPG, muy similar a los primeros Final Fantasy, con alguna que otra escena erótica entre lucha y lucha.
Si quieres ver que siguió, no tienes más que ir a nuestro informe de juegos hentai. ¡Un deleite para la vista!

La mujer de ensueño de Larry
El primer Larry, en versión VGA

Emmanuelle: A Game of Eroticism
Fascination, el último juego de Coktel Vision

¡En Knights of Xentar hay violaciones explícitas!
Una de las damiselas en peligro de Knights of Xentar

Cuando llegó la PlayStation, llegó el 3D y, con el 3D, llegó Lara Croft. Tomb Raider cambió, para siempre, la manera de vender y comercializar videojuegos.

El dominio de las consolasAntes de la PlayStation, los videojuegos eran percibidos como “cosas de chicos”. Uno de los mayores logros de Sony fue acercar el mundo del entretenimiento digital a muchos jugadores noveles, que se sintieron seducidos por el poder de su nueva consola. Fue en este sistema donde Lara Croft se hizo conocida y mundialmente amada (nótese que también tuvo versiones para PC y Saturn). La sensual mascota de Eidos, que se dejó ver en 1996, demostró que un poco de silicona puede más que la mejor estrategia de marketing. Tomb Raider fue un gran juego, eso no se pone en duda. Pero el éxito que tuvo, indudablemente, se debe a las sensuales curvas de su protagonista. Esta nueva revelación desató una andanada de juegos de diferentes compañías -que aún continúa- que se aprovechan de los atributos femeninos para vender. Todavía “sufrimos” esta tendencia y muchas veces los desarrolladores olvidan que lo que hace un juego es un buen diseño, no un buen trasero.

Lara Croft en paños menores

Una de las sagas más desvergonzadas, sin dudas, fue Fear Effect. Un excelentísimo juego de la Playstation original que tenía mecánicas nunca vistas, una historia increíble y muchos scripts imbuidos en la acción. Hoy es un título que culto, que espera una secuela, y en su momento calentó los corazones de cuanto jugador osó someterse al efecto del miedo. El primer Fear Effect tenía a Hannah, una morochaza sensual y ardiente, capaz de desnudarse frente a un par de soldados enemigos para salir de los mayores embrollos. Las cosas se pusieron aún más calientes en Fear Effect 2: Retro Helix, cuando Hannah estuvo acompañada por Rain, una rubia despampanante. Estos juegos estaban cargadísimos de erotismo, de un erotismo casi explícito, y aún son títulos recomendables por su originalidad.

Sexo en el elevador de Fear Effect: Retro Helix

Otros juegos que se aprovecharon del cuerpo femenino para vender fueron Dead or Alive, Bloodrayne, Rumble Roses, Heavy Metal FAKK y Death by Degrees, entre muchísimos otros. Fue tal el destape que Playboy decidió hacer (en 2004) dos especiales eróticos con las heroínas de nuestros juegos preferidos. Y no es raro que Playboy hiciera tal cosa, según la Entertainment Software Association, quienes juegan estos títulos tienen unos 29 años de edad, mientras que el comprador promedia los 36 años. ¡El target perfecto para la revista del conejito! Así, se desnudaron personajes como Bloodrayne, Tala (de Darkwatch), Mileena (de Mortal Kombat), Nina Williams (de Tekken), Luba Licious (de Leisure Suit Larry: Magna Cum Laude), Carla Valenti (de Fahrenheit) y la Oracle de God of War, entre otras deliciosas féminas digitales. La elección de estas modelos no es extraña. Tala, por ejemplo, la vampiresa de Dark Watch, tiene una escena de sexo en el juego de Capcom. Lo mismo que la Oráculo de God of War o Carla Valenti, del genial Fahrenheit. Luba Licious es una de las chicas más fáciles del último Larry.

Una de las escenas de sexo en Fahrenheit

Y mira como cambió la cosa. De senos en 3D, pasamos, en pocos años, a escenas de sexo. Y estos juegos no fueron producidos por oscuras compañías alemanas, sino por reconocidas empresas de la industria. Lo mejor es que no apuntan al jugador pornógrafo, sino al verdadero gamer, porque el sexo es un extra, no el planteo principal. Esto habla de un cambio de mentalidad muy grande tanto por parte de público, como de los desarrolladores. Por desgracia, las máximas autoridades políticas no opinan lo mismo, y se escandalizan cada vez que un pezón se asoma por entre los píxeles de algún videojuego. Uno de los mayores escándalos sexuales en la industria se dio con Hot Coffe, el minijuego sexual escondido en Grand Theft Auto: San Andreas, que terminó por endurecer la legislación de la industria. La paranoia fue tal que hasta se prohibieron los trajes de baño en la pasada E3. Una lástima.

El infame Hot Coffee

El patch Nude Raider, que desnudaba a la heroína de Eidos. Muy cuadradas, ¿no?
Fear Effect y sus lésbicas protagonistas

BloodRayne, posando para Playboy. ¡Super caliente!
Avalon, del inminente Hellgate: London

La deliciosa Luba Licious
Carla Valenti, de Farenheit

Se dice que Internet está compuesta en un 99% de pornografía. Hay portales de todo tipo de temática sexual, relatos eróticos, animaciones cachondas, vídeos triple X y, por supuesto, videojuegos.

Internet y los MMOEs que en los últimos años proliferaron los simuladores de sexo, simples aplicaciones en 3D que nos permiten crear la mujer de nuestro sueño y hacer cualquier chanchada con ella. Existe una importante polémica entre los desarrolladores sobre si estos simuladores pueden o no considerarse juegos, ya que no tienen ningún tipo de reto o condición de victoria. Sean o no juegos, lo cierto es que hoy en día pululan decenas de estos títulos por la Web. Los más conocidos son 3D SexVilla, ActiveDolls y Virtual Hottie 2.

Pero el verdadero potencial de Internet y el sexo no está en estos productos, sino en las interacciones sociales de los cibernautas y sus posibilidades de conexión en un mundo simulado. Prueba de lo dicho son los burdeles de Second Life y cómo el sexo se ha convertido en uno de los negocios más rentables dentro de este mundo virtual. Pero Second Life no focaliza en el sexo, así que muchos jugadores pueden querer una experiencia más directa y sin tantas vueltas. Para ellos, se están preparando unas cuantas sorpresas, entre las que se encuentran Rapture Online y Naughty America: The Game. Del primero es poco lo que se sabe, pero sus creadores garantizan una experiencia nueva y totalmente interactiva en un mundo virtual masivo y online. El segundo, es un titulo de la conocida productora de vídeos pornográficos Naughty America, así que podemos esperar alto voltaje en el contenido y en las posibilidades sexuales. Tanto Rapture Online como Naughty America se dejarán ver en el 2007.

Si no quieres esperar, puedes echarle un vistazo a Sociolotron (un experimento psicológico bastante conocido en la red). En Sociolotron, el jugador puede realizar casi cualquier cosa que sea posible en el mundo real, inclusive el sexo. Lo más impactante de este MMO es la casi nula intervención de los administradores, quienes se mantienen apartados del juego lo más posible, dejando a los jugadores resolver sus propios problemas, y manejarlos de la manera que les plazca. Y cuando decimos que es como en el mundo real, basta darle una simple mirada. Los jugadores pueden ir presos, respondiendo por cualquier crimen que haya cometido. Pueden ser obligados a prostituirse y a consumir drogas, u obligar a otros a ello. También se puede ser violador o violado, y asesino o asesinado, entre muchas cosas más. Cada uno está en el juego por su cuenta, tal y como es en la vida real. Por eso tenemos que darte la siguiente advertencia: Sociolotron sea, posiblemente, uno de los MMO más irrestrictos que hay ahí afuera, y existe la chance de que parte de su contenido te resulte chocante.

Virtual Hottie 2, toda una pasada
3D Sex Villa en plena acción

El Hellfire Club de Sociolotron
Una violación en Sociolotron

Arte conceptual de Naughty America: The Game
En Naughty America: The Game habrá todo tipo de mujeres

¿Quién puede saber que vendrá más adelante? Es imposible hacer predicciones (aunque nos imaginamos que será algo que tenga que ver con cascos y bananas de plástico, je).

ConclusiónLo cierto es que hoy en día hasta los más respetados diseñadores están pensando cómo poner contenido sexual en sus títulos, sin caer en la pornografía barata o el erotismo oportunista. Es que el sexo es una actividad más de nuestra vida y los videojuegos deben hacerse cargo de su madurez. Los primeros pasos están dados, veremos que nos depara el futuro.

Sexy Beach 2, un paraíso del erotismo
GTA: Vice City también tuvo su cuota de sexualidad


No hay comentarios.: